Blog

CATHARINA SOUR La primera cerveza brasileña

estilo de cerveza agria catharina

Catharina Sour fue objeto de estudio por parte del sumiller de cerveza y estudiante de la Curso Master of Styles Rafael Eduardo Althoff en 2018, el mismo año en que el estilo fue reconocido oficialmente por la guía BJCP.

Desde entonces Catharina Sour ha dejado de ser una mera promesa y se ha consolidado como la El primer estilo de cerveza de Brasil y convertirse en motivo de orgullo para toda la comunidad cervecera nacional.

Bajo la dirección de la profesora Fernanda Meybom, la investigación aborda las principales características de las escuelas cerveceras del mundo, las guías de estilo que orientan a cerveceros y organizadores de concursos de cerveza y, por supuesto, la historia de la creación y las características de esta bebida ácida fermentada marcada por la presencia de frutas tropicales.

¡He aquí un breve y sabroso estudio de Catharina Sour!

¡Prosit!


 CATHARINA SOUR - EL PRIMER ESTILO BRASILEÑO

Resumen

Desde su fundación y el inicio de las bases de categorización en 1977, las escuelas cerveceras se han distinguido unas de otras por sus directrices, estilos y principios, pero sobre todo por la cultura del lugar en el que fueron creadas. Catharina Sour, desarrollada inspirándose en el estilo alemán, se creó en Brasil siguiendo las mismas pautas Berliner WeisseLa cerveza se creó con la adición de fruta fresca y especias para fomentar el uso de la fruta local, abundante en el país. La bebida se extendió por varias cervecerías, agradó al paladar del consumidor y se convirtió, en 2018, en el primer estilo de cerveza brasileño oficialmente reconocido y catalogado.

Palabras clave: Cerveza; Estilos; Escuelas de fabricación; Brasil; Artesanal; Catharina Sour.

INTRODUCCIÓN

Brasil busca su identidad cervecera desde que la cerveza artesanal ganó volumen y empezó a extenderse por el país. 

En este movimiento, las frutas, que abundan en el terra brasilisAl final, pasaron a primer plano en las recetas cerveceras, aportando colores, aromas, sabores y texturas únicos a las cervezas.

El estilo Catharina Sour, una iniciativa de Santa Catarina que viene conquistando el mercado y el paladar del consumidor nacional, retrata el movimiento de cervezas especiales del país, así como la fuerza y la calidad de las cervecerías brasileñas. 

Por otro lado, la receta recientemente catalogada como el primer estilo brasileño es objeto de controversia entre expertos y cerveceros, ya que su base es similar a otros estilos ya producidos.

Partiendo de estas premisas, el objetivo principal de este trabajo es describir el estilo Catharina Sour, su historia, características, ingredientes y procesos. También se pretende realizar una revisión bibliográfica de escuelas cerveceras, definiciones y guías de estilo.

2.0 ESCUELAS CERVECERAS

La historia de la cerveza en el mundo se refleja en la propia historia de la globalización. En el pasado, la producción era local y no había importaciones ni exportaciones de productos, ya que tampoco existía la tecnología del transporte. En consecuencia, la gran fuerza cervecera se daba en regiones donde la producción de grano era más evidente, como Europa. 

Al igual que en la gastronomía típica, donde la cultura, las costumbres y la biodiversidad local influyen en una receta, cada región ha creado su propia forma de elaborar la bebida.

Así surgieron las Escuelas de Fabricación de Cerveza de Europa, que hoy representan las tres cuartas partes de las directrices cerveceras del mercado mundial.

2.1 Escuela alemana

La Ley de Pureza alemana (BELTRAMELLI, 2012, p. 82) establece:

"En particular, deseamos que, a partir de ahora, en todas nuestras ciudades, en los mercados y en el campo, ninguna cerveza contenga otra cosa que cebada, lúpulo y agua. A quien, conociendo esta orden, la transgreda y no la respete, la autoridad judicial competente le confiscará el barril, por castigo y sin recurso, tantas veces como ocurra."

Fue en 1516 cuando la Escuela Cervecera Alemana empezó a dar forma a su perfil cervecero. Hasta entonces, las cervecerías no tenían normas de calidad ni recetas y añadían a sus recetas ingredientes que no siempre eran buenos para la bebida. Fue entonces cuando el duque de Baviera decretó la ReinheitsgebotLa ley sólo permitía agua, cebada y lúpulo en las recetas; la levadura llegó unos años más tarde, ya que en aquella época se desconocía la existencia de microorganismos.

Los movimientos políticos y económicos también influyeron en la nueva ley que puso en marcha la escuela germánica. Uno de ellos fue el trigo, que no se podía producir para abastecer a panaderías y cervecerías, lo que significaba que o se tenía pan o cerveza. Así que, para paliar la falta de suministros, la ley prohibió el uso de trigo en la cerveza, pero por supuesto esto no afectó a los nobles de sangre azul, como el Duque, que tenía su propia fábrica de cerveza. Weizenbiers

Durante casi tres siglos la ley se mantuvo así, hasta que en 1806 el término cebada fue sustituido por malta. A partir de entonces, las cervezas de trigo, que siempre habían sido muy populares entre los alemanes, pudieron recuperar oficialmente su lugar en el mercado.

Quinientos años después, aun con algunos cambios, la Ley de Pureza alemana consolidó y definió la forma alemana de elaborar cerveza. 

Hoy en día, respetando las raíces de esta tradición, prácticamente todas las cervecerías elaboran sus recetas según la Reinheitsgebot

Así, geografía, política y tradición traducen la historia de una de las escuelas cerveceras más antiguas del mundo.

2.2 Escuela belga

A diferencia de la tradicional escuela alemana, en Bélgica no existen límites ni juicios sobre la producción de cerveza. 

Así, la escuela belga es conocida como un paraíso de la diversidad cervecera, que abarca desde bebidas claras, oscuras y envejecidas en barrica hasta procesos a la antigua usanza que aportan toda la historia, la cultura y los sabores de esta escuela cervecera clásica. 

De hecho, las tradiciones y la peculiar forma de elaborar cerveza de Bélgica la sitúan en el centro del mapa cervecero mundial, convirtiéndola en un destino turístico y cultural, así como en inspiración y base de innumerables fábricas de cerveza de todo el mundo.

Al igual que otras escuelas, no sólo la historia y la tradición influyeron en su formación, sino también la geografía, especialmente el clima del país. 

Las condiciones climáticas de Bélgica son favorables para la producción de cereales y lúpulo, pero no así para la uva. Así que, sin vino propio y con elevados impuestos de importación, los belgas han utilizado su creatividad para crear bebidas más complejas y alcohólicas que lo sustituyan.

Además de estos factores, La religión marcó la diferencia en la creación de cervezas belgas caracterizadas por su intensidad y su alto contenido en alcohol. Fue en los monasterios católicos donde cobraron vida, estos lugares sagrados donde los monjes elaboraban cervezas para saciar su sed, pero también para alimentarse. Siglos de mejoras y recetas se transmitieron a través de varias generaciones de monjes, de los cuales los pertenecientes a la Orden Trapense son los más renombrados.

La Orden Trapense u Orden de Cistercienses Reformados de Estricta Observancia es una congregación religiosa católica. Sus monjes siguen el principio fundamental de ora et laboraViven en gran austeridad y silencio. Hacen tres votos: pobreza, castidad y obediencia. Así, las cervezas que se elaboran obligatoriamente en el interior de los monasterios y bajo la supervisión directa de los religiosos no se comercializan con ánimo de lucro, sino únicamente para mantener el funcionamiento de las propias abadías y algunos servicios caritativos en todo el mundo (BELTRAMELLI, 2012).

2.3 Escuela inglesa

Como en gran parte de Europa, en el Reino Unido también era habitual beber alcohol como fuente de líquido y alimento, ya que el agua no procedía de buena fuente. Así, en lugar de agua, los ingleses solían beber alecomo se solía llamar a la cerveza en el Reino Unido. 

La producción de la bebida era responsabilidad de las mujeres, como cualquier otra fuente de alimento. Según Beltramelli (2012), las mujeres con más talento, las que producían las cerezas más sabrosas, empezaron a atraer la fama en sus pueblos y ciudades. Al darse cuenta de la oportunidad, las alevines (como se llamaba a las mujeres cerveceras), empezaron a vender sus cervezas a la población.

A partir de esta comercialización, las casas del alevines convertirse en cervecerías - cervecerías. Y estos espacios para socializar con cerveza pronto se convirtieron en casas públicas, o como se las conoce en todo el mundo... pubsSinónimo británico de lugar con buena cerveza.

"La principal característica de la cultura cervecera británica es la costumbre de beber con los amigos, discutir de política y fútbol. Por eso más del 70% del volumen de cerveza se vende en pubsEn el caso de la cerveza, hay un gran volumen de cerveza, cafés, restaurantes y clubes, con 60% de las ventas totales siendo cerveza". (MORADO, 2009, p. 89)

En los años de transición de la Edad Moderna a la Edad Contemporánea, se abandonó el campo y muchas familias se trasladaron a las capitales, lo que provocó un declive en la producción de cerveza artesanal. Fue en esta época cuando las grandes industrias empezaron a tomar el control de la producción en el Reino Unido, lo que acabó abaratando el producto final y llegando a un número aún mayor de consumidores.

Beltramelli (2012) también comenta en su libro Cervejas, Brejas e Birras que el estilo de cerveza que marcó la Revolución Industrial en el Reino Unido fue la Porter

Para alimentar a los fornidos porteadores que cruzaban la capital inglesa llevando a hombros los productos de las fábricas para venderlos en los mercados de la ciudad, la fábrica de cerveza Harwood's de Londres creó esta calórica receta. La producción a gran escala y el rápido rendimiento económico hicieron famoso este estilo. 

A Stoutun estilo aún más alcohólico, oscuro y amargo que la Porter también nació por la misma época, así como la la Pale Ale y el India Pale Ale.

Sin embargo, con el paso de los años, incluso con todo el tradicionalismo de las cervezas inglesas, la globalización y el gusto popular por las lagers también llegó al Reino Unido, haciéndose cargo de la pubs y bares. 

Por otra parte, un movimiento cervecero descontento con esta invasión y la producción masiva de cerveza fundó la asociación CAMRA en 1971. Campaña a favor de la cerveza de verdadcon el objetivo de proteger las pubs y, por supuesto, el verdadero Ales. Desde entonces, el grupo, que cuenta ahora con más de 130.000 miembros, lucha por la cerveza artesana.

2.4 Escuela Americana

A diferencia de las otras tres escuelas cerveceras, Estados Unidos heredó la pasión por la cerveza de sus inmigrantes. La bebida llegó al país con los inmigrantes ingleses en 1620 y, años después, los alemanes, irlandeses y escoceses también trajeron su riqueza cervecera al nuevo mundo.

A pesar de que los insumos no eran autóctonos, las tierras americanas aceptaron bien la producción y la bebida se convirtió en la preferida de los estadounidenses. 

El país vivió dos grandes fases entre el conservadurismo y el liberalismo: en la primera, en 1918, Estados Unidos aprobó la Ley Seca, que prohibía beber en su territorio. "(...) La Ley Seca forzó un periodo de abstinencia que acabó empobreciendo el perfil sensorial de los bebedores de cerveza en favor de la baja graduación". (MORADO, 2009, p. 102).

Este gran periodo de escasez hizo que el paladar estadounidense fuera menos exigente y también dejó atrás el bagaje cervecero de sus inmigrantes europeos. Durante este periodo, algunas cerveceras consiguieron mantenerse utilizando sus polígonos industriales para otros negocios, como la producción de otras bebidas no alcohólicas. 

Cuando se derogó la ley y comenzó la segunda fase, pocas cervecerías consiguieron volver a ponerse en pie, ya que se producía una frecuente escasez de suministros. Los que sobrevivieron utilizaron maíz y arroz, aportando a los consumidores una cerveza con menor carga sensorial, pálida y ligera.

Fue el comienzo de la era de la cerveza American Light LagerSegún Maurício Beltramelli, en su libro Cervejas, Brejas e Birras, es con diferencia el estilo más consumido en Estados Unidos y en todo el mundo.

Curiosamente, a principios de la década de 1970 sólo había 44 fábricas de cerveza establecidas en el país. Los analistas de Wall Street predijeron que este número se reduciría pronto a sólo cinco. 

Sin embargo, en 1978 la escuela cervecera estadounidense empezó a cobrar impulso a raíz de la derogación de una antigua prohibición: la elaboración casera de cerveza. A partir de entonces, los cerveceros caseros volvieron a elaborar sus recetas en casa y, con el tiempo, esta revolución animó a algunos cerveceros caseros a profesionalizarse.

Desde entonces, el mercado no ha hecho más que crecer. 

La encuesta realizada por Asociación de Cerveceros (la asociación que agrupa a los cerveceros artesanales del país) estimó en 2017 que había 6.372 cervecerías en el país, aproximadamente 540% más que antes de la Ley Seca, cuando había 1.179 cervecerías.

3.0 ESTILOS DE CERVEZA

Según Randy Mosher (2015), en Mastering Homebrew, la cerveza es un líquido de agua y alcohol, infusionado con dióxido de carbono, aromatizado y aromatizado con una cantidad de proteínas, hidratos de carbono, minerales y diversos componentes aromáticos derivados de la malta, el lúpulo y la levadura, y cada cantidad de estos ingredientes aporta una característica única a cada cerveza.

Todas estas características sensoriales de los ingredientes crean innumerables recetas con sabores y aromas únicos. Para diferenciar y categorizar las cervezas, Michael Jackson, en 1977, sentó las primeras bases de la categorización, que sirvieron de base para las actuales guías de estilo. Hoy en día, los estilos de cerveza se segmentan por su aspecto, sabor, ingredientes, métodos de producción, pero también por su historia y origen.

Mosher (2009), en Tasting Beer, subraya la importancia de los estilos en la actualidad, señalando que la categorización pretende ayudar a cerveceras, consumidores y jueces, pero que este proceso también honra y preserva la historia y la forma de hacer cerveza en todo el mundo.

3.1 Guías de estilo

Etiquetar una cerveza ayuda a la comunicación, pero también sirve de guía para crear un nuevo producto para el mercado.

 Una de las primeras clasificaciones de cervezas del mundo la hizo Michael Jackson, el famoso Cazador de cerveza que en 1977 clasificó los estilos en su libro Guía Mundial de la Cerveza

Actualmente, según el escritor Ronaldo Morado (2009) en Larousse da Cerveja, existen varias guías para ayudar a los aficionados, estudiosos, concursos y cervecerías. Las más utilizadas y aceptadas son las Asociación de Cerveceros e Programa de certificación de jueces de cerveza - BJCP.

3.1.1 Guía de la Brewers Association

En 1979, la asociación de cerveceros artesanales de EE.UU., la Asociación de Cervecerosdecidió crear una guía de estilo oficial con el fin de proporcionar parámetros a jueces y organizadores de concursos de cerveza, así como a cerveceros y estudiosos del mercado.

Las directrices de la Guía reflejan el significado histórico, la autenticidad o el perfil importante de un estilo en el mercado comercial actual de la cerveza. 

La incorporación de un estilo o la modificación de uno existente se toma en serio: es el resultado de mucha investigación, análisis, consulta y consideración de la realidad del mercado verificada a lo largo de un cierto -a veces largo- espacio de tiempo.

Según el funcionario Asociación de Cerveceros, Otro factor que se tiene en cuenta a la hora de incluir un nuevo estilo en la guía es la inexactitud de las características de los ejemplos comerciales actuales con el registro histórico, por lo que acaban representando una versión moderna del estilo. 

Por este motivo, la asociación revisa y actualiza la guía cada año, editando las descripciones, suprimiendo y/o añadiendo nuevos estilos.

3.1.2 Programa de certificación de jueces de cerveza

O Programa de certificación de jueces de cerveza o simplemente, La BJCP también fue creada en suelo estadounidense por Asociación Americana de Cerveceros Caseros (AHA - Asociación Americana de Cerveceros Caseros). La AHA es una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo eslfabetizar la apreciación y la cultura de la cervezaEsto fomentará las habilidades de degustación y evaluación de la bebida.

La guía publica directrices de estilo que clasifican la cerveza, la sidra y el hidromiel en 28 categorías de estilo. Estas directrices son utilizadas tanto por los jueces de cerveza certificados por la BJCP como por los organizadores de concursos de cerveza.

A pesar de ser más conservadoras que la guía BA, las revisiones de la guía BJCP siguen los mismos objetivos de mejorar el enfoque de los estilos tal y como se encuentran en los mercados, mantenerse al día de las tendencias, describir las cervezas históricas para reactivar la producción a escala y describir mejor los nuevos ingredientes en las recetas.

Lea también sobre RAUCHBIER Y LA TRADICIÓN ALEMANA DE LA CERVEZA

4,0 CATHARINA SOUR

El estilo que surgió en Santa Catarina puede describirse como un cerveza de trigo ligera y refrescante de fermentación altaSu graduación alcohólica es media y su amargor imperceptible; tiene una acidez asertiva y el protagonismo sensorial se lo llevan las notas de la fruta o la especia utilizadas en la receta.

4.1 Historia de Catharina Sour

En 2014 algunas cervecerías de Santa Catarina lanzaron cervezas basadas en el estilo Berliner Weissepero con fruta añadida. El objetivo era fomentar recetas con fruta local y adaptadas al clima tropical del país. 

La receta fue ganando terreno en los eventos cerveceros y cada vez más adeptos entre los amantes de las cervezas especiales hasta que, en 2016, la ACASC (Asociación de Microcervecerías Artesanales de Santa Catarina), en asociación con algunas cervecerías, comenzó a incentivar la producción del estilo en el país.

Según uno de los creadores del estilo, Fernando Lapolli (en una entrevista), la dificultad de encajar la receta en los estilos existentes en las guías oficiales impulsó la idea de bautizar la receta con el nombre de Catharina Sour, una cerveza ácida nacida en Santa Catarina.

Con varias cervecerías del país produciendo "cerveza de Santa Catarina", el estilo ganó popularidad y en la edición de 2018 del Concurso Brasileño de Cerveza, el mayor certamen cervecero de Brasil, la Catharina Sour se incluyó en la lista de estilos oficiales del concurso. Posteriormente, otros concursos, como la Copa de Cerveza POA, en Porto Alegre, y concursos de cerveza casera en el sur del país también comenzaron a premiar las mejores Catharina Sours.

En aquella época, aún joven y sin ser oficialmente un estilo, la cerveza brasileña conquistó a los jueces y su popularidad traspasó fronteras: la cervecera estadounidense Farnham Ale & Lageren Vermont, produjo su primera Catharina Sour.

4.2 Ingredientes de Catharina Sour

La receta de una auténtica Catharina Sour incluye los siguientes ingredientes: 

  • Normalmente, de 40% a 60% de malta Pilsen y trigo (malteado o sin maltear). La avena, la cebada y el centeno en pequeñas proporciones son aceptables en la receta. Maltes munich, vienamelanoidina, caramelo y pan tostado; 
  • Lúpulo con un alto contenido en ácido alfa;
  • A levadura de la variedad lactobacillus preferiblemente neutro para no contrarrestar los aromas y sabores de la fruta;
  • Cualquier fruta preferentemente tropicales, que deben añadirse después de la fermentación para resaltar las características del ingrediente fresco.

4.3 Producción

La acidez típica del estilo procede de la acción de lactobacilos producir ácido láctico, lo que puede conseguirse mediante métodos como la acidificación mixta, la acidificación del mosto o la Kettle Sour.

  1. Flujograma de producción

Figura 01 - Flujograma de producción

Fuente: Método Kettle SourPresentación del ACASC

4.4 Descripción del estilo Catharina Sour

4.4.1 Aspecto

Su color varía en función de la fruta añadida y puede ser turbia. Tiene buena formación de espuma, generalmente de color blanco, persistencia media y siempre efervescente. 

4.4.2 Sabor

Acidez muy evidente, de media-baja a alta. Puede tener sabor a trigo a niveles bajos y sus características frutales deben ser evidentes y predominantes, pero no parecer artificiales sino tener un carácter de fruta fresca. Las notas picantes pueden estar presentes para complementar el sabor frutal, pero sin dominarlo. Los sabores a lúpulo, diacetilo y notas acéticas no son aceptables. El final es ácido y afrutado, dejando el paladar limpio.

4.4.3 Sensación en boca

Cuerpo bajo a medio y carbonatación media-alta a alta. La acidez es de media-baja a alta, sin ser agresiva ni astringente, dando la sensación de un ligero regusto. El alcohol no debe ser perceptible y no se aceptan sabores a lúpulo, diacetilo ni notas acéticas.

4.4.4 Sabor

El aroma de la fruta utilizada debe ser inmediatamente evidente y fácilmente reconocible. En nariz se aprecia una acidez limpia. La malta está ausente, pero puede aparecer en niveles bajos como apoyo. Sin carácter de lúpulo ni notas de levadura.

4.4.5 Datos técnicos

Tabla 01 - Datos técnicos de Catharina Agrio

OG1039 - 1048
IBU2 - 8
FG1002 - 1008
SRM2+ (puede variar en función de la fruta añadida)
ABV4,0 - 5,5%
Fuente: Presentación del ACASC y Guía Oficial de la BJCP

4,5 Mercado

4.5.1 Fiesta brasileña de la cerveza

De las 126 cervecerías participantes, 16 vendían Catharina Sour en el evento de 2018, es decir, 12% de los productores expositores. Una encuesta realizada con algunas de las cervecerías participantes durante el evento les preguntó sobre el porcentaje de ventas del estilo en comparación con los demás. Resultó que las empresas que tienen el estilo en su menú tienen un rendimiento medio de 20% en comparación con los otros estilos vendidos.

Figura 02 - Porcentaje de ventas de Catharina Sour

Fuente: Investigación realizada con los expositores del certamen

4.5.2 Concurso Brasileño de Cerveza y Festival Brasileño de la Cerveza

En 2018, el estilo ganó aún más impulso cuando el Concurso Brasileño de Cerveza de Blumenau, el mayor de Brasil, incluyó una categoría para el estilo. En su primera aparición, el estilo tuvo un número récord de inscripciones, con 57 muestras inscritas de un total de 148, lo que lo convirtió en el octavo estilo más inscrito, por delante de otros estilos más tradicionales.

Aunque el nombre es un homenaje al estado de Santa Catarina, precursor del estilo, se puede ver en el origen de las cervecerías registradas que el movimiento ha ido llegando también a otros estados brasileños.

Cuadro 02 - Origen de las cervecerías que producen Catharina Sour

Estado de las cerveceríasNúmero de etiquetas introducidas
Goiás1
Minas Gerais3
Paraná4
Río de Janeiro4
Rio Grande do Norte1
Rio Grande do Sul7
Santa Catarina32
São Paulo5
Fuente: datos del Concurso Brasileño de Cerveza 2018

Muchos expertos cuestionan Catharina Sour por su similitud con el estilo Berlín Weiss. Para entender esta proximidad, se preguntó a algunos jueces (32) del Concurso Brasileño de Cerveza, profesionales de renombre nacional e internacional, si estaban de acuerdo con la comparación entre Catharina y Berlín Weiss. He aquí los resultados de la encuesta:

Figura 03 - Encuesta a los jueces del Concurso Brasileño de Cerveza

Fuente: el autor

A pesar de las similitudes con el estilo germánico, la adición de fruta marca la diferencia en Catharina Sour. De los entrevistados, 75% creen que el estilo sólo debería contener la adición de fruta nacional, para mantener la coherencia con su título de primer estilo cervecero brasileño.

Figura 04 - Encuesta a los jueces del Concurso Brasileño de Cerveza

Fuente: Autor

Por último, se preguntó a los expertos si creían que Catharina Sour podría ser el primer estilo brasileño basándose en su conocimiento de los estilos. Más de 84% creen en la inclusión de la cerveza de Santa Catarina en las guías oficiales para que sea reconocida como un estilo mundial.

Figura 05 - Encuesta a los jueces del Concurso Brasileño de Cerveza

Fuente: el autor

5.0 CONSIDERACIONES FINALES

Históricamente, la cerveza nació en lugares donde las condiciones geográficas favorecían el desarrollo de los cereales. Con el paso del tiempo, la política, las leyes, los ingredientes y las costumbres han influido en la historia de esta bebida fermentada, formando las cuatro Escuelas Cerveceras actuales, encargadas de difundir las directrices de su proceso de elaboración y calidad a todo el mercado mundial.

Brasil, colonizado por los europeos, heredó tanto el gusto por la cerveza como la producción de la bebida, pero el sector sólo cobró impulso cuando superó la cuestión del difícil acceso a granos de calidad, abriendo el país a procesos de importación y acercándose a la tecnología.

De hecho, sólo desde hace unos años, más concretamente desde que el movimiento artesanal comenzó a expandirse por el país, Brasil ha ido encontrando su verdadera identidad cervecera, con recetas que utilizan frutas tropicales, especias y otros ingredientes típicamente nacionales. 

Catharina Sour es un reflejo de este movimiento y la adición de fruta fresca y especias a un estilo de base europea aportó características que no encajaban en ningún estilo catalogado previamente.

Todos los atributos sensoriales, así como la aceptación del consumidor brasileño, hicieron que el Catharina Sour es el primer estilo brasileño catalogado en una guía oficial. 

El 4 de julio de 2018, la página web de la Programa de certificación de jueces de cerveza - BJCP confirmó la inserción en la próxima revisión del material.

La escuela cervecera brasileña aún no se ha formado y quizás Catharina Sour sea el prototipo de la forma brasileña de hacer cerveza. La flora nacional es rica y posee características sensoriales únicas, que representan al país en muchos ámbitos. La pregunta que queda por responder es: ¿se refleja esta riqueza natural, esta identidad brasileña, en los aromas y sabores de la bebida? Para responder a esta pregunta, los estudiosos de la elaboración de cerveza siguen tratando de perfeccionar la cerveza nacional.

REFERENCIAS

BELTRAMELLI, M. Cervezas, cervezas y cervezas. São Paulo. 2012.

BONACCORSI, M. M., Guía de estilo BJCP 2015. Disponible en <http:// www.brauakademie.com.br/assets/bjcp-2015-beer-pt-br.pdf>. Consultado el 11/07/2018.

ASOCIACIÓN DE CERVECEROS.  Guía de estilos de cerveza edición 2018. Disponible en <https://www.brewersassociation.org/resources/brewers-association-beer-style- guidelines/>. Consultado el 11/07/2018.

JUEZ BEER. X4. Catharina Sour. Disponible en <http://dev.bjcp.org/beer-styles/ x4-catharina-sour/>. Consultado el 11/07/2018.

JUEZ BEER. BJCP anuncia los estilos provisionales. Disponible en . Consultado el 11/07/2018.

MORADO, R. Larousse de la cerveza. São Paulo. 2009.

MOSHER, R. Dominar el homebrewLa guía completa para elaborar una deliciosa cerveza. Chicago. 2015.

MOSHER, R. Cata de cervezas. Boston. 2009.

OLIVER, G. La mesa del maestro cervecero. Nueva York. 2005.

* Las opiniones expresadas por alumnos y antiguos alumnos de la Escola Superior de Cerveja e Malte en artículos y entrevistas publicados en este blog representan exclusivamente las opiniones de sus autores y no reflejan necesariamente la posición institucional de la ESCM.

¿Quieres que te echemos una mano para trazar tu carrera cervecera?

Nuestro equipo está aquí para ayudarle. Rellene el siguiente formulario y un asesor se pondrá en contacto con usted.